lunes, 30 de abril de 2012

Murió aplastado por unas pacas de forraje en Rincón de Romos, Aguascalientes

RINCON DE ROMOS, AGS.- Un jornalero de 74 años de edad encontró la muerte en su rancho en este municipio la mañana del domingo 29 de abril al caerle encima varias pacas de forraje de considerable peso.
El ahora occiso fue identificado como Tobías García de Lara y tuvo su domicilio precisamente en su rancho -del mismo nombre que ‚l-, ubicado en la comunidad El Milagro, en territorio rinconense.
El domingo, a las 06:30 horas, llegó su hijo Tobías de Jesús García Serna, de 33 años, para ayudarle en las labores propias del rancho, tales como ordeñar las vacas y darles alimento a los animales.
A las nueve y media de la mañana, el vástago se retiró para ir a escuchar misa, mientras que Tobías, a las 10:00 horas, fue a comprar menudo para almorzar.
Instantes después y comió junto con su esposa María del Carmen Serna Muñoz, pero al terminar le comentó que regresaría al rancho a trabajar ya que le faltó darle pastura a unas becerras.
El septuagenario se dirigió a los corrales de su propiedad, pero al pasar por el sitio donde se hallaban varias pacas de forraje acomodadas unas sobre otras, con un peso de 400 kilos, repentinamente éstas se vinieron abajo y le cayeron encima, aplastándolo mortalmente.
Poco después, Tobías de Jesús regresó al rancho y su mamá María del Carmen le pidió que fuera a buscar a su padre debido a que no había vuelto después de almorzar ya que le comentó que iría a darles pastura a unas becerras.
El hijo se encaminó hacia los corrales pero observó unas pacas en el piso y debajo de ellas unos pies, por lo que las movió y descubrió a su padre, que estaba inmóvil y con sangre en la cara.
De inmediato le avis¢ a su madre y a uno de sus hermanos, que solicitaron ayuda a los servicios de emergencia y poco después llegaron los paramédicos de la Secretaría de Salud en la ambulancia ECO-163 de Pabellón de Arteaga, aunque al revisar a Tobías constataron que ya había fallecido.
El Ministerio Público se presentó en el rancho para dar fe de la desgracia y elementos de Servicios Periciales se encargaron del levantamiento del cuerpo para trasladarlo al SEMEFO.